Descubrí mi conexión con la cocina y el vino desde muy jóven, gracias a todas las emociones que me generaban lo que pasaba en torno a una mesa, así me zambullí en este mundo. Estudié cocina y luego la insipiente carrera de sommelier que se estrenaba en Argentina en el año 2001.

Obtuve mi título de sommelier en el 2002 y partí ese mismo año partí a Europa en busca de profundizar, de entender, de probar, de aprender.

Entre Francia y Luxemburgo, seguí mi formación durante cuatro años, trabajando y asistiendo a un gran sommelier que fue mi mentor.

En el año 2006 regresé a Argentina y tomé el puesto de chef sommelier en el restaurant Nectarine y en el mismo período, en paralelo, conocí a Piero Incisa, propietario de Bodega Chacra.

La comprensión del lenguaje de los pinots de Chacra me llevó a desarrollar junto a Piero la comunicación del su proyecto en Argentina como Brand Amasador de la Bodega, instalando un nuevo capitulo de estilos de vinos en Argentina.

En el año 2009, nuevos desafíos se abren ante mí y me uno a Roberto Costa, Pop Art Music, para acompañarlo en el desarrollo de gastronomía y en formatos de contenidos que ensamblan la música y el vino.

Experiencias innovadoras, conciertos y catas junto a músicos como Robert Plant, Roger Waters, Babasónicos, Catupecu, Cirque du Soleil y muchos mas surgen de esta nueva etapa.

La creación de M Salumeria en el año 2014, consagró un deseo que me fascinaba: un wine bar en el que instalamos el concepto de vinos del mundo por copa.

A partir de ahí, la idea de importar vinos del mundo me atrapó, y hoy importo los mejores vinos de Piamonte: Gaja, Ceretto, Pelissero y Renato Ratti. De Bourgogne: Anraux Lachaux y Marchand Grillot. De Nueva Zelanda : Dog Point. De Chile: De Martino y Cacique Maravilla.

Esta búsqueda constante, la posibilidad de reinventar mi métier, de viajar por el mundo y conocer productores de todas las regiones de vinos, de compartir con grandes cocineros catas en sus restaurantes, como lo hice junto a Mauro Colagreco en Mirazur en el año 2019, junto a Virgilio Martinez en Central en el año 2020, me llevan a creer y a confiar en esto que amo: la interpretación y comunicación del vino.

Brindo por esta pasión y los invito a todos a ser parte de mi mundo y recorrer juntos este camino !